El arcón de los recuerdos
Cruel desengaño

Cuando la China Comunista invadió a la India e incomodó a Rusia

Terreno hostil: Krishna Menon, con abrigo de piel, visita el frente poco antes de ser exonerado de su cargo de ministro de Defensa.

En las inhóspitas tierras de los Montes Himalaya la infantería india oponía débil resistencia y en Nueva Delhi el primer ministro Jawaharlal Nehru sufría, abatido, una cruel desilusión: el alevoso ataque de parte de un país vecino al que tenía por amigo.

La China Comunista, invadiendo por sorpresa en dos sectores---por el norte de Assam y por la región de Ladakh, en Cachemira, territorios éstos que los dos países se han disputado desde hace años-infligió no menos de 2.500 bajas y se apoderó de 13.000 Km2 de territorio indio en los primeros días de la embestida.

Así, un país neutralista y amante de la paz, que en su afán de promover la concordia internacional a menudo parecía hacer el papel de apologista del comunismo, de pronto se encontró en guerra con su poderoso y cínico vecino.

Hubo una pausa en el combate mientras la China consolidaba sus posiciones en las montañas, y la India, como gigante que despierta de un largo sueño, comenzó a movilizarse para defender su integridad territorial.

Nehru eliminó de su gabinete al ministro de Defensa Krishna Menon, el amigo de años, que desconcertaba al mundo occidental con su actitud hostil y a veces francamente filocomunista.

El primer ministro asumió la cartera de Defensa, decretó una movilización parcial y pidió armas urgentemente a los países occidentales, armas que ya le están llegando en un puente aéreo” establecido por los EE.UU.

La Unión Soviética, después de haber prometido apoyo a la India, dio marcha atrás y, por lo menos públicamente, se puso de lado de la China Comunista.

Es evidente, sin embargo, que la agresión China ha puesto en situación embarazosa a Rusia, que deseaba consolidar su amistad con la India. Para atenuar lo incómodo de la situación soviética, los comunistas indios dieron su apoyo al premier Nehru, pero aún no pueden preverse todas las repercusiones de este nuevo conflicto.

De momento parecía que la China Comunista lanzaba un desafío a la política de coexistencia de Rusia, y que se acentuarían las discrepancias entre las dos grandes potencias.

(Publicado en la revista Life en Español, el 10 de diciembre de 1962)

 

Lectores: 142

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: